Mi esperanza es que éste artículo clarifique aún más al lector la meditación de la atención plena.  A continuación, me gustaría discutir una variedad de intervenciones usando mindfulness seguido de una investigación que demuestre los beneficios psicológicos, fisiológicos y espirituales. La meditación de la atención plena es realmente una aplicación holística y esto se mostrará a través de los resultados de la investigaciones. Una cosa está clara, está de moda practicar mindfulness pero es una prática milenaria, para más información visitar https://centromindfulnessmadrid.com/

Tacon (2003) describe la meditación de la atención plena como una «forma de meditación que involucra estímulos del campo de la conciencia en lugar de la exclusión de estímulos, como en la meditación de concentración» (67).

Kabat-Zinn (1994) afirma que la meditación de la atención plena es «prestar atención de una manera particular; a propósito en el momento presente y sin juzgar». (108).

Levey y Levey (1999) describen la meditación de atención plena de la siguiente manera: «La atención nos libera de los recuerdos del pasado y de las fantasías del futuro al enfocar claramente la realidad del momento presente» (89). También afirman que «la atención nos hace más conscientes de los milagros cotidianos de la vida» (89).

Dunn, Hartigan y Mikulas (1999) afirman que «la práctica de la atención plena implica la receptividad abierta y la conciencia de todos los estímulos, mientras que la evaluación, el análisis o la clasificación de esos estímulos se suprime» .

Ruth Baer afirma que «la atención es la observación sin juicios de valor de las corrientes continuas de estímulos internos y externos a medida que surgen» (2003, p. 125).

Aunque cada uno de estos pasajes utiliza una terminología diferente para articular lo que es la meditación de prestar atención, el consenso general se reduce a «estar presente en la vida». En mi opinión personal, este puede ser el secreto que todos los seres humanos han estado buscando fuera de sí mismos. Estar presente en el momento es muy simple, pero profundo. La mayoría de la gente dirá: «Tiene que haber algo más para vivir que esto». ¿Lo hay?
La meditación de la atención plena se centra en todas las áreas de nuestro ser. Levey y Levey (1999) presentan una variedad de estas áreas en su libro, Simple Meditation and Relaxation. Estos elementos del ser humano incluyen estar atento o consciente de tu sentido sin juzgar, estar consciente de tus emociones con aceptación, mantener la conciencia de tu pensamiento y permitir que los pensamientos fluyan, simplemente notando. Otras dos áreas vitales incluyen estar consciente de su respiración así como de lo que está sucediendo con su cuerpo. De lo que se trata es de ser conscientes de lo que está sucediendo para ustedes en cada momento. Para articularlo mejor, proporcionaré varios extractos de una meditación de atención plena por Stephen Levine (1989).

o «Encuentra un lugar cómodo para sentarte, con la espalda recta pero no rígida…»

o «Mantén tu atención en un punto preciso y nota la sensación que acompaña a cada respiración…»

o «Surgen los sonidos. El pensamiento surge. Surgen otras sensaciones. Todos los antecedentes, surgiendo y muriendo…»

o «Las sensaciones surgen en el cuerpo, los pensamientos surgen en la mente. Van y vienen como burbujas…»

o «No te pierdas. Si la mente se aleja, suavemente, con una suave conciencia de no juzgar, de no reciclar, regresa a la respiración…»

o «Conciencia momentánea de lo que surge, de lo que existe» .