Una cámara buena o mala no contribuye a una buena fotografía, pero este argumento no es válido para las cámaras del teléfono, son buenas para documentar sujetos y `selecciona’. El tiempo y la composición son lo que hace una buena fotografía, y hacerlo mientras se viaja no es una tarea fácil. En Anitravel te pueden asesorar para que hagas un viaje fotográfico inolvidable.

Hay dos tipos de viajeros, uno que viaja por pasión y otro que viaja por trabajo. Ambos experimentan una cantidad significativa de aventura sin importar cuáles sean sus intenciones. Diferentes lugares, comida, ropa, idiomas, costumbres, etc. son un trato garantizado para las personas que viajan. Adaptarse a ellas no es una condición, sino un requisito, y a menudo la gente las toma como experiencias y las disfruta al máximo. Pero, ¿qué es un viaje sin fotos? No importa adónde vaya y con qué propósito, está obligado a tomar una fotografía. Puede ser una vista aérea desde el avión, una foto de uno mismo en el vestíbulo del hotel o una foto frente a un monumento famoso. Lo mismo ocurre con el equipo, la cámara del teléfono y la cámara profesional tienen la misma importancia. Los check-ins inmediatos y las actualizaciones en directo son imprescindibles, y nada es más fiable que una cámara móvil en estas circunstancias.

Para viajeros como yo, que viajan por fotografía, el viaje toma un rumbo muy diferente. Los viajes de negocios en el mundo tienen diferentes prioridades, y los viajes turísticos tienen diferentes encantos, pero viajar por motivos fotográficos es más bien un trabajo. Cada momento es precioso, cada segundo es una imagen. Nada se puede perder, y un momento de vagabundeo descuidado es inimaginable, más bien un pecado. Los fotógrafos no pueden viajar ligeros, y no importa adónde vayan, algunos equipos obligatorios no se apartan de su lado. Esta lista incluye un trípode, una mochila con múltiples lentes (no se puede dejar ningún lente atrás), un mando a distancia con obturador, pilas de repuesto, una gorra o un sombrero, bloqueador solar, gafas de sol, senderismo, botella de agua, etc. Los fotógrafos necesitan vestirse con luz con seguridad si el clima es húmedo o caluroso. Necesitan vestirse abrigados y sabios en los inviernos, ya que llevar ropa extra nunca es una buena idea. El informe meteorológico debe ser actualizado en los teléfonos en todo momento y una investigación de Google sobre las ubicaciones y sitios turísticos son una necesidad. Si los lugares son de riesgo para acercarse o encontrar, entonces un guía turístico confiable necesita ser visto.

El tiempo, la conceptualización y la visualización de la toma son extremadamente importantes. Además, uno nunca puede empacar su cámara. Necesita estar listo para tomar una foto en cualquier momento posible. Si hay un tema para el viaje, entonces es necesario encontrar los lugares relevantes. Los permisos y restricciones deben ser respetados y no se puede esperar que se permita fotografiar a extraños o áreas restringidas sin permiso.

Otro punto importante a tener en cuenta es que nunca puede haber suficientes imágenes. Tome una variedad de fotografías y compruebe el enfoque y la claridad en cada una de ellas. Esté muy seguro de los ajustes y sea lo suficientemente cómodo para cambiarlos en un corto período de tiempo. La edición posterior es la parte más importante del proceso, así que tenga paciencia a la hora de preseleccionar y editar su trabajo. Haga una copia maestra y nunca la edite ni la borre directamente. Etiquete sus carpetas por fecha y lugar. La mejor opción es disparar siempre en RAW, pero para los principiantes cualquier cosa es aceptable.